A Cali…

No es nostalgia, no es tristeza, no es llanto y mucho menos desespero. Es solamente que durante este tiempo que he estado lejos de ti, he podido confirmar lo maravillosa que eres y lo bien que me haces sentir cada vez que piso tu suelo. Extraño tu gente, tus delicias gastronómicas, tus paisajes, tus calles históricas y tu clima cálido y soleado. Extraño tu música y ese viento que normalmente refresca después de las 5:00 de la tarde. Es que eres única e incomparable y por todo y más es que nuevamente me inspiras y hoy te escribo a ti.

Desde hace un año vivo fuera de la ciudad que me adoptó por un poco más de 10 años: Cali, ‘la Sucursal del Cielo’, Capital del Valle del Cauca, (Colombia), que gracias a su ubicación geográfica goza de la planicie de sus tierras y está rodeado de coloridos cultivos que adornan las carreteras que tanto he disfrutado recorrer.

Su departamento está ubicado entre las regiones Andina y Pacífico y entre las cordilleras Central y Occidental. Y cuenta con un clima cálido realmente agradable e inolvidable para quienes lo visitan.

¿Qué que te hace única e incomparable? Uyyyyyyy… Muchas cosas. Por ejemplo: Tus mujeres con sus movimientos de cadera; el hablado de tu gente con el ‘oís’, ‘vení’ ‘vé’, ‘vojabés’; las bebidas con las que refrescas a la gente: el champús, la lulada y el cholao y tus comidas afrodisíacas como el chontaduro con sal y miel.

La salsa y salsa choke que tanto disfruto cada vez que escucho al Grupo Niche, el Gran Combo de Puerto Rico, Guayacán Orquesta, Hector Lavoe,  Fruko y sus Tesos, Cali Flow Latino, Los Traviesos. Por algo, hay tantas canciones dedicadas a ti.

San Antonio, Pance, San Fernando, Santa Mónica, Ciudad Jardín. Tin Tin Deo, El Escondite, el Zoológico, Las Tres Cruces, Cristo Rey, Chipichape, el Boulevar del Río.

La lista es larga y divertida, cada uno de ellos guarda tus mejores secretos de 481 años de historia.

Hace falta vivir lejos de ti, conocer otras formas de vida, experimentar otras culturas, probar otros platos, sentir otros climas, conocer otras personas para darse cuenta que no hay nada mejor que tú, porque para mí siempre serás la mejor ciudad para vivir.

A pesar que hoy la vida me tiene viviendo en otra ciudad por razones que jamás imaginé, siempre volveré a ti con la ilusión de no irme.

Y como dice la canción ‘Cali Pachanguero’:

“Es por eso que espero que los días que lejos
cuando dure mi ausencia sabes bien que me muero,
todos los caminos conducen a ti,
si supieras la pena que un día sentí
cuando en frente de mí tus montañas no ví”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s