Lapü, una marca de ropa infantil libre de etiquetas

Una amistad puede convertirse en mucho más que una complicidad o una hermandad, por ejemplo, en una sociedad; sobretodo cuando ese par de amigas comparten gustos, pasiones, talentos y habilidades. Y es que desde que Kristel Polanía y Angélica Pongutá se conocieron, se conectaron inmediatamente. Ambas son apasionadas por la moda infantil y el diseño textil, por ello no dudaron en crear una marca pensada en niños de cero meses a cuatros años.

Es así como nació Lapü, pensado en la neutralidad de género, donde las prendas que elaboran puedan ser usada por cualquier bebé sin importar el sexo pues utilizan colores más neutros dejando de lado los tonos rosado y azul. De allí nace la idea de una marca Gender-Neutral, que promueve el consumo responsable, con prendas hechas en Colombia y de muy buena calidad que pueden ser heredadas después de su uso.

Lapü es una marca con sello colombiano, empezando desde su nombre. “Buscamos un nombre que nos conectara con Colombia y que significará algo. Lapü significa sueño en la lengua de los wayúu. Además porque cuando hice el logo quería que el arcoíris sonriera y tuviera ojos, osea las diéresis de la letra u”, cuenta Kriss. 

Es una marca responsable socialmente a través de sus procesos de diseño, producción y comercialización, que vela por un trato justo hacia sus trabajadores. Cada vez que compras una prenda, en la etiqueta podrás conocer quién la hizo y a quién beneficiaste con dicha compra. 

Las creadoras

Kriss y Angélica tienen 33 años, se llevan tan solo 15 días de diferencia. Se conocieron cuando ambas trabajaban en Koaj. Luego trabajaron juntas en Arturo Calle y finalmente en Totto. Y fue así porque una llevaba a la otra cuando había una vacante. 

Kriss es diseñadora gráfica, fotógrafa, consultora en temas digitales y diseño web. Le gustan los viajes, la gastronomía, el rock y la música en vivo. Durante diez años tuvo un portal de música en el que registraba fotográficamente los conciertos a los que asistía. Comparte su vida con Oscar, quien es de España y vive en Colombia desde hace nueve años. 

Angélica es diseñadora de modas, ilustradora, vegetariana y tiene una amplia trayectoria en el mundo textil. Es una mujer soñadora y distraída. Actualmente dicta cursos de ilustración botánica y moda, y trabaja como diseñadora senior en una empresa de jeans. 

Y aunque ya no están juntas en este gran sueño que construyeron de la mano, esa amistad sigue intacta. Angélica decidió hacerse a un lado por temas personales y ahora es Kriss quien está liderando esta gran marca hecha en Colombia. 

Más sobre Lapü

Lapü nació en el 2018, cuando Kriss y Angélica trabajaban en Totto. Ambas alternaban su vida laboral con su empresa. Trabajan todas las noches y los sábados estaban tiempo completo en el taller donde nacía cada prenda. 

“Soñábamos con un estilo único para niños sin importar su género, divertida y que pudiéramos plasmar toda nuestra creatividad y las ideas que teníamos. Lanzamos la primera colección en diciembre, en una feria de emprendedores en Usaquén, un barrio de Bogotá. Ese mismo diciembre estuvimos en otra feria por diez días, en Atlantis Plaza, así sin planearlo, pero era la única opción que teníamos para estar en la temporada”.

Al año siguiente, en enero, lanzaron la página web y en abril se constituyeron formalmente como empresa. Participaron de la edición de julio de 2019 de la feria Buró, “pasamos y estábamos tan felices como si nos hubiéramos ganado la lotería, era un orgullo estar ahí, alistamos una cápsula de diseño nueva para la feria y nos lanzamos. Fue una experiencia increíble”. 

En el 2020 Kristel queda a cargo de todo porque Angélica, por motivos personales, toma otro camino.

“Este año tenía planes de asistir a ferias internacionales, buscar el camino de la exportación y tener canales de ventas en otras ciudades. Llegó el Covid-19 y decidimos entregar la oficina que compartía con mi esposo. En plena pandemia me despiden de Totto, así que tome esto como un empujón para dedicarme 100% a mi empresa”.

En un futuro muy cercano, Kriss tiene el firme propósito de exportar y de llegar con su marca a más ciudades de Colombia. Y la tarea ya la está haciendo. Este año tuvo la oportunidad de participar en ‘la semana digital de la moda de Colombiamoda’ como oferente y tuvo acercamientos con países como Canadá, Ecuador, Panamá y Costa Rica; así como la posibilidad de vender sus productos en ciudades de Colombia como Neiva y  Manizales en la tienda Ratón y León.  

Para Kriss lo más desafiante de este camino ha sido tener un emprendimiento y trabajar en una empresa al mismo tiempo.“La dedicación y el esfuerzo es muy grande, pero lo gratificante es ver que tantos trasnochos y decenas de fines de semana donde incluso te alejas de tu familia y amigos vale la pena. Que tus amigos siempre estén ahí diciéndome en qué te puedo ayudar y ver que los clientes no solo tienen una, ni dos prendas sino muchas”. 

Ahora hablemos sobre emprender

Lapü es el tercer emprendimiento de Kriss. El primero fue un portal web donde hacía un registro fotográfico de los conciertos a los que asistía. Esto lo hizo durante diez años. El segundo, una aplicación de pedidos que fue avalado por el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Lapü es el tercero, el que más le apasiona y el que se convirtió en su empresa y proyecto de vida. Y tiene un cuarto que está creado junto a su familia, KVANDI, una marca de Lounge Wear que nace en plena pandemia. 

Gracias a estos cuatro emprendimientos y experiencias, Kriss ha aprendido a afrontar los momentos difíciles. Ella asegura que la mejor forma de sobrevivir es teniendo el apoyo de la familia y los amigos. Además de la paciencia y resistencia, valores que debes tener cuando deseas emprender. 

Más sobre Kristel

Un personaje que admires: Amy Lee, de Evanescence, ya que siempre es muy conceptual en su música. Y Dave Grohl, de Foo Fighters, la creatividad puede ser tan simple como hacerla en el garage de tu casa.

Un lugar para volver a visitar: Barcelona, siempre llena de arte.

Un viaje: Roma, es como estar en una película. Muchas ruinas increíbles, sus calles pequeñas, lugares mágicos como la Fontana de Trevi.

Un consejo: Tres en realidad: 1) Ser amigo de excel, siempre calcular un producto como si tuviera IVA, así el día que seas una empresa, tu cliente no sentirá que el producto le subió de precio de repente. Importante hacer una matriz de costo que incluya salarios, gastos, publicidad, entre otros. 2) Todo es prueba y error, nunca sabrás si algo vale la pena hacer si no lo haces. 3) No te de pena pedir ayuda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s